El dólar sigue siendo en general débil, y en el mes de Abril ha alcanzado un nuevo mínimo de 16 meses contra el resto de las monedas más fuertes. Los mercados siguen convencidos de que la Reserva Federal mantendrá su política monetaria laxa.

 

Se cree que la Reserva Federal sostiene que la economía de EE.UU. continua mejorando sobre el mes pasado sobre las ganancias en la manufactura. Sin embargo, las empresas están sintiendo los efectos de los aumentos los costes de energía y las materias primas. Por otro lado el mercado de trabajo también se ha visto mejorado.

 

Por otro lado la BCE espera endurecer la política de éste año. Y el Euro espera ver más ganancias, y podría ser una de las monedas más fuertes en cuanto a las exportaciones. Por otro lado, el yen fue ampliamente superior durante la noche como la disminución de la renta variable asiática. Por otro lado, los comerciantes japoneses están viendo una fuerte inversión en las construcciones.

 

En cuanto a la libra esterlina, se mantiene bajo presión con la noticia de que se espera una mejora en el mercado laboral del Reino Unido, ya que la tasa de desempleo cayó, pero la libra sigue siendo afectada por la liberación del IPC del Reino Unido.

 

Así que habrá que continuar viendo como evoluciona el dólar americano frente al resto de las monedas. Sin duda una de las mejores oportunidades está viéndose en la venta del yen y por otro lado el Euro sigue en acceso.

 

Y la moneda del Reino Unido continúa su presión, habrá que ver cómo continúa.