Bancos de Bélgica, Chipre, Alemania, Malta y Luxemburgo sostendrían hoy miércoles 13 de noviembre una reunión sobre el euro.

El objetivo es que se puedan establecer parámetros de control en cuanto a las decisiones financieras más importantes que puedan establecer un manejo de dinero más sólido y consecuente.

Todo esto antes, por supuesto, de que se consolide una unión bancaria lo suficientemente fuerte como para permitir que en las instituciones bancarias haya consenso.

Así lo expresa la agencia de noticias EFE en un comunicado noticioso oficial, en el cual se notifica además que la intención del Banco Central Europeo (BCE) es tener en los próximos días tres reuniones importantes con los 128 bancos más importantes de la zona Euro.

Nos imaginamos que es una estrategia de prevención más que de resolución. Por lo  tanto, es probable también que la moneda euro salga con unas nuevas perspectivas en cuanto a su interacción con otras divisas que, palabras más palabras menos, todavía le están haciendo una fuerte competencia que aún se palpa en varios ámbitos fuera de lo comercial, si se permite la referenciación.

El euro necesita de una pronta actividad si no quiere que los principales bancos emisores se vayan a ir por las ramas en cuanto a decisiones arbitrarias.

Igualmente, podría establecerse una configuración mucho más proyectiva a tratar todo tipo de alianzas que, de una manera u otra, hacen que el impacto de las últimas movidas del euro pueda ser analizado con un poco más de detalle y de profusión.

Los bancos pertenecientes al bloque de la zona euro se nota que necesitan algo más que incentivos: necesitan verdaderamente un plan más ajustado a la realidad de sus impactos que hacen que no pueda tener un capital más o menos fuerte o estructurado dentro de una gran expectativa financiera que conduzca hacia la estabilización más profusa y entendible del euro como moneda central.

En consecuencia, los bancos no sólo tendrían que apañárselas solos con ciertas dificultades, sino que también existe la posibilidad de que hay que estabilizarse o mantenerse fuerte dentro de un grupo de análisis bastante serio en cuanto a lo comercial.

Se dice que este próximo lunes 18 de noviembre, el BCE ya ha decidido citar bancos españoles, finlandeses, franceses, griegos, irlandeses y de Estonia.

Bueno, poco a poco se está llenando las cuotas de naciones que quieren suscribirse a estos importantes encuentros definitorios que son insustituibles.

reunion-del-banco-central-europeo-con-bancos-de-la-zona-euro