Tomando como base un artículo muy instructivo de la sección de Economía de la edición digital del diario ABC de España, hay ventajas y desventajas del euro frente a un dólar que se ha ido debilitando.

La presencia de esta situación puede hacer pensar a muchas personas expertas en temas financieros como a otras menos “entendidas” en el asunto, que el euro definitivamente despegó con esta situación. Pero nada más lejos de una realidad.

Lo cierto es que se deben tener en cuenta factores muy amplios, para determinar con frialdad qué se puede hacer y qué no se puede hacer con la moneda euro en las actuales condiciones.

Sólo así se podrá hablar, por ejemplo, de oportunidades de mercado un poco más equitativas, a la vez que las finanzas de las naciones tratarán de ser más selectivas en sus gastos y plantearán mejores oportunidades de registro económico.

Una ventaja por ejemplo muy considerable de un euro fuerte es que puede entrar más capital exterior teniendo en cuenta la “lozanía” de la zona euro en general por estos momentos.

Si se tiene en cuenta que desde julio, como lo refiere el diario ABC, el euro ha tenido una valorización del 8% en total frente al dólar, significa que por ejemplo mercados como el asiático podrían entrar más de lleno en la dinámica europea financiera en general.

Lo que pasa es que a la larga, y esto ya es la otra cara de la moneda, se puede generar un clima de estabilidad porque no se sabe en últimas cómo vaya a reaccionar el dólar frente a esta situación de desequilibrio.

No olvidemos que el dólar, como finanza global que es, puede perfectamente sacudirse de esta situación y, empero, generar un efecto rebote que acabaría por desterrar al euro, casi que sin miramientos, de su actual posición de privilegio.

Hablando de otro problema relacionado con la fortaleza del euro, una paradoja muy grande y enigmática que expone el diario ABC en su sección de economía, es que en España esto puede ser un… ¡factor de reducción para las exportaciones que necesita hacer el país!

¿Pero qué?… Bueno, esto se explica en la forma de que los costos de los productos se van a encarecer más de lo que se encuentran con un euro vitalizado, y esto obviamente generará un retroceso dentro de la activación económica del país español.

Vaya. La situación contraria se da con las importaciones de materias primas y de otros productos, por ejemplo, desde los Estados Unidos por empresas que están dependiendo de este marco industrial.

Aquí el motivo de alegría por un euro fuerte, tiene que ver con el poder adquisitivo que tiene la población en general cuando viaja ya sea a vacacionar, a establecer otros puntos de trabajo, etc.

Y claro, como el dólar es ahora mucho más barato que el euro, comprar bienes con verdes es una especie de ayuda providencial… por el momento.

Como vemos, no todo es color de rosa con un euro fortalecido, ¿ven?

pros-y-contras-de-un-euro-fuerte-ante-el-dolar