El Banco Central Europeo dio a conocer ayer martes 5 de noviembre, los precios oficiales del euro en varias otras divisas.

Este reajuste de precios se está dando en un momento crucial, toda vez que el dólar quiere de una vez por todas consolidarse como una moneda fuerte.

Además de esto, los procesos cambiarios se sabe que toman cierto tiempo, y que hay una tendencia que puede dar dividendos u ocasionar pérdidas depende de las condiciones de cada mercado.

Ya más de un comerciante está analizando de qué manera puede sacar réditos dentro de esta nueva formulación de precios, no obviando que en cualquier momento el panorama pueda cambiar. Por un lado se hace necesaria una administración muy concienzuda que deba poder asimilar los cambios o las determinaciones del Banco Central Europeo de la mejor manera posible.

Dentro de esta instancia tan solventada, probablemente más de un inversionista puede recurrir a las acciones inmediatas que le reporten un mayor piso de acción dentro de unos parámetros más eficientes. A veces es necesario que el Banco Central Europeo revise más de vez en cuando la austeridad del proceso monetario que está llevando a cabo.

No solamente para llevar un control como tal directo de la divisa, sino para configurar un plan de negocios que, en primera instancia, le permita tomar decisiones más radicales en cuanto a la reutilización de la moneda en caso de una extrema necesidad.

Y por supuesto, es bueno que en muchas oportunidades podamos reconfigurar, a cada instante, los procesos centrales por los cuales el euro se ve más movilizado a determinar negocios de más o de menos impacto.

En una buena medida de aseguramiento, los precios del euro con respecto a otras monedas que han sido determinados por el Banco Central Europeo están en una asociación importante de bienes. Por otro lado, el factor presencial de los negocios puede crecer o decrecer de manera gradual. Estos son los precios establecidos:

1,3494 Dólares USA.

132,59 Yenes Japoneses.

1,9558 Levs Búlgaros.

25,833 Coronas Checas.

7,4583 Coronas Danesas.

0,84030 Libras Esterlinas.

297,00 Florines Húngaros.

3,4528 Litas Lituanos.

0,7025 Lats Letones.

4,1802 Zlotis Polacos.

4,4418 Leus Rumanos.

8,7940 Coronas Suecas.

1,2297 Francos Suizos.

8,0520 Coronas Noruegas.

7,6223 Kunas Croatas.

43,6960 Rublos Rusos.

2,7332 Nuevas Liras Turcas.

1,4157 Dólares Australianos.

3,0614 Reales Brasileños.

1,4073 Dólares Canadienses.

8,2281 Yuanes Chinos.

10,4600 Dólares de Hong-Kong.

15321,19 Rupias Indonesias.

4,7633 Shekel Israelí.

83,4110 Rupias Indias.

1431,71 Wones Surcoreanos.

17,6326 Pesos Mexicanos.

4,2819 Ringgits de Malasia.

1,6192 Dólares de Nueva Zelanda.

58,374 Pesos filipinos.

1,6745 Dólares de Singapur.

42,244 Baht tailandeses.

13,8124 Rand sudafricano.

banco-central-europeo-cambia-al-euro